¿Cuáles son las diferencias entre el alquiler de vivienda habitual, temporal o turístico?

06/04/2022
06/04/2022
Advancing 9 Gestión del alquiler 9 ¿Cuáles son las diferencias entre el alquiler de vivienda habitual, temporal o turístico?

Con la llegada de la pandemia, la demanda de alquileres temporales y turísticos, que tanto habían florecido durante los últimos años en España, se desplomó. Se cerraron fronteras y al país llegaban turistas con cuentagotas y la actividad inmobiliaria respecto el alquiler cambió. Hubo entonces un trasvase de este tipo de arrendamientos vacacionales hacia el alquiler de vivienda habitual. ¿Qué ha pasado después? ¿Cómo está el sector según cada tipo de vivienda en arrendamiento?

Tras casi dos años de pandemia, y con una mejora de la sexta ola de Covid actual, las viviendas vacacionales vuelven a crecer. Según Iñaki Unsain, presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), se estima que más del 60% de las viviendas que se habían trasladado hacia el alquiler residencial regresen a la modalidad turística. Si bien expone que muchos propietarios siguen siendo cautelosos ,y 2 de cada 10 se decantan por permanecer en el segmento residencial de larga estancia. Veamos las diferencias entre los distintos tipos de alquiler.

Alquiler de vivienda habitual

Es claramente el formato que ofrece más seguridad y estabilidad tanto al propietario como al inquilino, si bien las rentas mensuales, aunque han subido en los últimos meses, son notablemente inferiores a las generadas en los dos casos anteriores. Son datos que aporta Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria.

El alquiler habitual o residencia es la opción más ventajosa para este experto en cuanto a la escasez de gastos de gestión e incluso a nivel fiscal, pudiéndose el propietario deducir ante Hacienda algunos gastos de mantenimiento, así como el IBI.

Desde otros agentes, como FIABCI España, vaticinan que, si bien ha subido la demanda de alquiler vacacional, los que hayan puesto sus pisos en alquiler convencional no volverán en verano al alquiler turístico.

En cuanto a previsiones para este 2022, el Consejo General de Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España, cree que el trasvase del alquiler tradicional al turístico se prevé moderado pues, aunque las perspectivas son buenas, muchos propietarios prefieren un arrendatario más estable y de más larga duración ante este periodo incierto.

Arrendamiento temporal

En Alfa Inmobiliaria exponen que este tipo de alquiler se destina para dar respuesta a las necesidades de vivienda no permanentes del arrendatario, sino para cubrir esta necesidad cuando existen motivos laborales o de formación, entre otras. Ante la nueva Ley de Vivienda, quienes opten por este tipo de contrato, deberán elegir un inquilino que resida en la ciudad por alguno de estos dos motivos, pues la tipología de este acuerdo fija, entre otras, esta exigencia.

En este caso, el documento firmado debe reflejar el motivo de la temporalidad y dónde está ubicada la residencia habitual del inquilino, que debe ser distinta a la casa arrendada. Si se dan estas condiciones, el alquiler puede extenderse desde unos pocos meses hasta un periodo de varios años. En FIABCI España creen que aquellos que pusieron la vivienda en alquiler temporal, ahora volverán al mercado en verano.

Un informe del sector inmobiliario de Gesvalt sobre datos de inicios de 2022, establece que la recuperación del mercado laboral puede provocar un aumento en la emancipación de los jóvenes; lo que provocará que este colectivo se incorpore a la demanda de vivienda en alquiler y, en menor medida, a la demanda de vivienda de compra-venta. Además, se espera que la demanda de vivienda alquilada por parte de los inversores crezca, ya que los bajos tipos de interés van acompañados de un escenario de inflación.

Alquiler turístico

Ya hemos visto que, tras los peores meses de crisis sanitaria, algunos alquileres residenciales se ha pasado nuevamente al uso turístico, pero los datos quedan todavía lejos a los de 2019. Según el INE, de enero a septiembre de 2021 se contabilizaron un total de 1,95 millones de turistas extranjeros que pernoctaron en viviendas de alquiler, esto es un descenso del 0,8% respecto al mismo período del año pasado. Al parecer más turistas prefirieron elegir hotel antes que alquilar una vivienda vacacional.

En este sentido, AEPSI considera que los largos plazos mínimos que caracterizan al alquiler residencial son un obstáculo para los inversores que hasta ahora se habían decantado por el alquiler turístico. Por esa razón, en cuanto la situación vuelva a ser segura y el porcentaje de turistas alcance las cifras prepandemia, el alquiler vacacional se volverá a consolidar en España.

El informe de Gesvalt también apunta que, si las condiciones sanitarias lo permiten, el incremento del turismo podría provocar un incremento de las viviendas destinadas al alquiler vacacional nuevamente, lo que supondría disminuir la oferta de vivienda en alquiler en algunos territorios, incrementándose así las rentas.

Problemas por la ley de vivienda y zonas tensionadas

A pesar de esta posible recuperación de los arrendamientos vacacionales, la nueva Ley de la vivienda y las regulaciones de precios en zonas tensionadas suponen inconvenientes a la hora de gestionar una vivienda para el alquiler turístico.

Según Alfa Inmobiliaria, muchos propietarios se han alejado de este modelo, pues gestionar una propiedad bajo este régimen supone contar con una licencia turística aprobada por la Comunidad Autónoma y esto exige cumplir con algunos requisitos como los aspectos urbanísticos que debe reunir el inmueble.

Nueva llamada a la acción

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Nueva llamada a la acción

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.