¿Qué es y cómo preparar un recibo de alquiler?

06/05/2021
06/05/2021
Advancing 9 Arrendador 9 ¿Qué es y cómo preparar un recibo de alquiler?

Un recibo de alquiler es algo así como un ticket de la compra de un supermercado. Justifica que hay un intercambio económico y siempre es buena idea guardarlo. Sin embargo, no tienen por qué ser obligatorios. Su uso se estipula en el contrato de alquiler. Aún así, contar con un recibo de alquiler puede ser beneficioso tanto para el propietario como para el inquilino. Hoy te vamos a explicar qué es un recibo de alquiler, cómo se debe redactar y por qué es buena idea utilizarlo.

¿Qué es un recibo de alquiler?

Un recibo de alquiler es un documento que justifica el pago de la renta del arrendatario al arrendador. Según el contrato que se haya firmado, el propietario puede estar obligado o no a entregárselo al inquilino.

En general, este documento sirve para garantizar que hay una relación entre ambas partes: una que disfruta de la vivienda y otra que recibe una compensación económica por prestarla. También es una garantía de que el inquilino está al corriente del pago y de que tiene pleno derecho a disfrutar del arrendamiento mientras dure el contrato.

¿Es obligatorio el recibo de alquiler?

No siempre es obligatorio, ya que depende de lo que se haya estipulado en el contrato. Esto queda regulado en el  el artículo 17.4 de la Ley de Arrendamientos Urbanos:

“El arrendador queda obligado a entregar al arrendatario recibo del pago, salvo que se hubiera pactado que éste se realice mediante procedimientos que acrediten el efectivo cumplimiento de la obligación de pago por el arrendatario».

Esto quiere decir que, si en el contrato se estipula que con los recibos de las transacciones bancarias basta para justificar el pago del inmueble, no hace falta que el propietario emita un recibo.

Se dan dos supuestos:

  1. En el contrato se acuerda que el propietario emitirá un recibo mensualmente cada vez que el inquilino pague la renta.
  2. En el contrato se acuerda otro tipo de acreditación, como una transferencia bancaria.

Desde la perspectiva fiscal, Hacienda prefiere que este tipo de transacciones queden registradas en el banco, por lo que pone menos pegas al pago de la renta mediante transacciones bancarias. De todas formas, si en el contrato queda debidamente estipulado el precio del alquiler de la vivienda (como deberías ser) Hacienda no mirará los recibos si no ve irregularidades entre lo que presentas y los datos que ella posee.

ejemplo recibo alquiler

Ejemplo de un recibo de alquiler

¿Qué acredita un recibo de alquiler?

El recibo de alquiler acredita que se ha pagado a tiempo la renta y que las mensualidades se llevan al día, así como el precio del alquiler. Además, también deja constancia de aquellos gastos que tiene que abonar el inquilino, en el caso de que los haya, como IBI, portería o reparaciones menores. Incluso, si el titular de los suministros es el propietario pero este es un pago que aporta el inquilino, el recibo acredita que este pago se ha abonado correctamente.

Nunca entregues un recibo de alquiler si no has recibido el pago, pues a ojos de la Ley será como si ese recibo ya se hubiera pagado.

Qué debe contener un recibo de alquiler

El recibo de alquiler debe tener nombre, dirección, identificación del propietario y del inquilino. También debe contener la dirección del alojamiento y el alquiler mensual.
Si se ha acordado que el inquilino pague otros gastos, hay que indicar por separado las cantidades pagada (suministro, impuestos, etc.). Otra información útil pero no obligatoria es indicar la numeración del recibo para llevar un registro.

Para resumir, estos son los datos que debe contener un recibo de alquiler:

  • Datos del arrendador: nombre, domicilio y DNI.
  • Datos del arrendatario: nombre, domicilio y DNI.
  • Información del inmueble alquilado.
  • Precio del alquiler.
  • Cantidades abonadas por otros conceptos.
  • Fecha de emisión.
  • Número del recibo: no es un dato obligatorio.

Recuerda que si falta alguno de estos datos el documento ya no tendrá validez.

¿Por qué necesitas un recibo de alquiler?

Necesitas un recibo de alquiler porque, tanto si eres propietario como inquilino, te beneficia contar con este documento. Servirá como garantía en caso de que:

  1. Haya un conflicto entre propietario e inquilino.
  2. Haya una confusión en el pago de las mensualidades.
  3. Haya una confusión en el pago de los suministros.
  4. También es un documento que facilita la labor de Hacienda a la hora de comprobar si se ha declarado correctamente las rentas que ha generado el inmueble.
  5. Al inquilino le resultará útil este documento para obtener ayudas del Estado o de las Autonomías.

Cómo hacer un recibo de alquiler

Como ya se ha indicado, para hacer un recibo de alquiler deberás realizar una serie de acciones, como estipular en el contrato si se hará o no y añadir todos los datos necesarios para que el documento sea válido. Estos son los pasos a seguir para elaborar el recibo:

  1. Añadir al recibo los datos del titular del inmueble y del inquilino, así como la dirección del alojamiento y el alquiler mensual.
  2. Entregar en mano o por correo el recibo al inquilino.
  3. Guardar el recibo en algún tipo de registro para no traspapelar documentos o perderlos.

Hay que tener dos copias de cada recibo, uno para el propietario y otro para el inquilino, que también deben estar firmadas por el propietario. Se aconseja que el inquilino también firme para dar al documento una mayor seguridad jurídica, agregando la palabra «recibido».

Centro de Recursos para Agencias

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Calcula el retorno de tu inversión inmobiliaria
Nueva llamada a la acción

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *