Las zonas costeras de España atraen cada vez a más inversores que buscan obtener buenas rentabilidades ante el escenario de intereses bajos en el que nos encontramos. Es por eso que, sobretodo a las puertas de la temporada estival, cuando la demanda aumenta en la costa, los inversores sondean las posibilidades que ofrece el mercado inmoibliario del litoral. No obstante, las rentabilidades de los inmuebles presentan valores muy distintos dependiendo de la zona en la que nos encontremos.

Zonas de España costeras donde interesa invertir

Ahora bien, hay regiones en las que las rentabilidades son mucho más favorables que en otras. Las provincias con los litorales más rentables son Lugo, Huelva, Las Palmas y Murcia, con unos rendimientos del 7,4%, 6,6%, 6,4% y 6,3% respectivamente según un estudio de urbanData Analytics.

Uno de los factores que más están impulsando esta subida son los tipos de interés bajos y la escasez de suelo urbano disponible con licencia de obra, así como la falta de personal especializado para realizar este tipo de obras.

Precio medio del metro cuadrado y rentabilidad

Generalmente, el metro cuadrado en el litoral suele ser más caro que en otros lugares del interior, llegando en algunos casos a superarlo en un 14%. De hecho, la rentabilidad media en nuestro país se encuentra entorno al 7,5%, mientras que en las zonas costeras la media es del 5,5%. Entonces, ¿dónde radica la rentabilidad de invertir en costa?

La rentabilidad de las zonas de costa radica en tres factores clave que disparan la demanda: el turismo, la oferta de trabajo y la propia demanda inversora. Además, el litoral español sigue siendo muy demandado por compradores tanto nacionales como internacionales.

Aunque las grandes ciudades como Madrid o Barcelona tienen una demanda mayor y unas rentabilidades similares a las de las zonas del litoral, el precio es mucho más elevado, con lo que sigue interesando más invertir en costa.

Diferencias entre uso vacacional, de temporada o comercial

A la hora de darle uso a un inmueble, hay una gran diferencia entre si el uso es vacacional, de temporada o comercial. El uso vacacional y el de temporada se diferencian básicamente en que el de temporada se rige por la Ley de Arrendamientos Urbanos, mientras que el vacacional lo hace por la normativa turística de la Comunidad en la que se encuentre la propiedad. Además de la norma por la que se rige cada uno, también se diferencian en su finalidad.  Mientras que el uso del de temporada está motivado por establecer una primera residencia permanente o una segunda vivienda, el vacacional tiene un propósito lucrativo. Además, este último no es aplicable a todos los inmuebles, ya que tiene que cumplir con ciertos requisitos y no todos son aptos para este uso.

Al invertir siempre se asume un riesgo

Cuando de invertir se trata, siempre se asume un riesgo. Una rentabilidad alta también supone un riesgo mayor. Por eso siempre es recomendable realizar un estudio exhaustivo del mercado antes de realizar una inversión de este tipo.

Ana Calzada

Ana Calzada

Periodista, consultora y formadora

Escribe un comentario