¿Qué es el seguro de responsabilidad civil en el alquiler de vivienda?

27/07/2022
27/07/2022
Advancing 9 Arrendador 9 ¿Qué es el seguro de responsabilidad civil en el alquiler de vivienda?

Cada vez más particulares contratan un seguro de responsabilidad civil. Estos seguros reportan múltiples ventajas frente a reclamos de indemnizaciones por daños involuntarios a terceros. Muchos inquilinos y propietarios de inmuebles alquilados han comprobado lo valioso que es contar con este tipo de garantías, en especial cuando ocurren incumplimientos contractuales, robos o siniestros. 

El tema de la responsabilidad civil dentro de un contrato de alquiler genera muchas dudas en caseros e inquilinos por igual. ¿Qué coberturas ofrece un seguro de responsabilidad civil alquiler? ¿Quién se hace cargo de la responsabilidad cuando ocurre alguna eventualidad? ¿Es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil si se vive de alquiler? 

¿Qué se entiende por responsabilidad civil? 

Se entiende por responsabilidad civil la obligación legal de resarcir o reparar el daño causado a una tercera persona o grupo de personas. El artículo 1902 del Código Civil español señala que “el que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”. 

Para que pueda darse un caso de responsabilidad civil tiene que haber una persona que provoque un daño y otra persona que lo padezca. El daño puede tener forma de incumplimiento contractual o de lesión, afectando la integridad física o el patrimonio de la víctima. Además, tiene que haber una relación causal entre la acción u omisión de quien provoca el daño y la lesión en sí. 

  • La responsabilidad civil exige que el responsable restituya el bien lesionado o repare el daño causado. 
  • Cuando ambas acciones no son posibles, entonces tendrá que pagar una indemnización correspondiente con el daño ocasionado. 
  • Si el responsable no cuenta con los recursos necesarios para ello, deberá pagar con su patrimonio

La responsabilidad civil en un seguro de hogar

La responsabilidad civil conlleva necesariamente una pérdida o perjuicio tanto para la víctima como para el responsable. Se espera que este último restituya íntegramente la situación, es decir, deje las cosas en el estado en que se encontraban antes de su intervención. Evidentemente, esto supone para el responsable tener que perder parte de sus recursos. 

A fin de evitar el perjuicio patrimonial que representa la responsabilidad civil, muchas personas han decidido contratar los servicios de un seguro de hogar. De esta manera, se traslada la responsabilidad civil -total o parcialmente- a una empresa aseguradora que se encargará de restituir, reparar o indemnizar el daño a terceros ocasionados desde el hogar del asegurado como, por ejemplo:

  • Caída de objetos desde ventanas o balcones que causen daños en propiedad ajena o lesiones a terceros. 
  • Fugas de agua que inundan el piso inferior. 
  • Humedades que afectan las paredes y techos de otros pisos. 
  • Cortocircuitos que generen un incendio y dañen la vivienda y/o los bienes de terceros. 

La responsabilidad civil dentro de un contrato de alquiler 

La responsabilidad civil forma parte de las coberturas básicas que ofrecen la mayoría de las empresas aseguradoras. Además de cubrir los daños a terceros, un seguro de hogar protege a la vivienda (el continente) y a los enseres en su interior (contenido) de posibles eventualidades como incendios, desastres naturales, inundaciones, robos, etc. 

Dependiendo de las características de la vivienda y del uso que ésta reciba, las aseguradoras ofrecen distintos tipos de pólizas para adaptarse a las necesidades de cada contratante. Por ejemplo, la necesidad de protección de una vivienda habitual no es la misma que la de una casa de verano. 

Asimismo, cuando se trata de una vivienda de alquiler, existen riesgos muy específicos que requieren de una cobertura especial, tanto para el arrendador como para el arrendatario. Una de las cuestiones más debatidas tiene que ver con la responsabilidad civil dentro de un contrato de alquiler: ¿quién la asume cuando la vivienda alquilada ocasiona daños a terceros? 

¿Es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil si vivo de alquiler? 

Las leyes españolas no obligan ni al arrendador ni al inquilino a contratar un seguro de hogar para la vivienda en alquiler. No obstante, puesto que todos podemos llegar a ser responsables de eventos que causen daños a terceros, conviene contar con el respaldo de un seguro de responsabilidad civil que atienda estas situaciones sin comprometer nuestro patrimonio. 

En un piso de alquiler, como en cualquier otra vivienda, pueden ocurrir un sinfín de situaciones que atenten contra la seguridad y el bienestar de los vecinos. En algunos casos, la responsabilidad recaerá sobre el propietario del inmueble; en otros casos, será deber del inquilino responder ante los afectados y encargarse de solventar la situación. 

Así pues, aunque no es obligatorio contratar un seguro de responsabilidad civil, tanto arrendadores como inquilinos hacen bien en tener uno. De esta forma, si se determina que la responsabilidad de un evento que afectó a terceros recae sobre uno u otro, ambos podrán cumplir con su deber civil a tiempo, rápidamente y sin mayores repercusiones. 

¿Qué coberturas ofrece un seguro de responsabilidad civil alquiler? 

Por lo general, los propietarios de inmuebles alquilados contratan los servicios de un seguro de hogar que incluye una póliza de responsabilidad civil. De esta manera, si son los responsables de un evento que afecta a terceras personas, la aseguradora se encargará de cubrir los gastos implicados y defenderlos ante posibles demandas. 

Ahora bien, estas pólizas de responsabilidad civil no ofrecen protección al inquilino cuando se determina su culpabilidad. Por lo tanto, el inquilino debe contratar su propio seguro de hogar que lo proteja de daños a terceros. Las empresas aseguradoras utilizan distintos métodos para determinar sobre quién recae la responsabilidad civil. 

Seguro de responsabilidad civil para propietarios 

Entre las principales coberturas que ofrece un seguro de responsabilidad civil a los propietarios figuran las siguientes: 

  • Daños por agua a vecinos y colindantes cuando, por ejemplo, se rompe una tubería y empieza a filtrar ocasionando daños a las paredes y el techo del vecino. 
  • Daños por incendio y humo a terceros. Si un rayo, por ejemplo, impacta en la propiedad y genera un incendio que afecta a otros. 
  • Daños a terceros por desprendimiento de instalaciones fijas, como tejas, aires acondicionados, etc., debido a la antigüedad o el desgaste. 
  • Caídas o accidentes que sufran que estén de visita en el hogar y que sean responsabilidad del propietario.

Seguro de responsabilidad civil para inquilinos 

Cuando se comprueba que la responsabilidad civil recae sobre el inquilino, el seguro podrá ofrecerle cobertura en situaciones como las siguientes: 

  • Daños por agua y humedad a vecinos y colindantes cuando, por ejemplo, olvide cerrar el grifo. 
  • Daños por incendio y humo a terceros en caso de que olvide apagar la estufa o deje colillas de cigarrillo encendidas. 
  • Daños o lesiones por desprendimiento como, por ejemplo, que una maceta caiga desde la ventana y dañe un vehículo o golpee a un transeúnte. 
Nueva llamada a la acción

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Nueva llamada a la acción

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.