Inmobiliario y financiero son dos sectores que a menudo van de la mano. El capital necesario para comprar o reformar un inmueble suele ser elevado. Por este motivo, antes de adquirir un piso o reformar una casa, habitualmente hay que pedir un préstamo o solicitar una hipoteca. Hasta hace poco tan solo los bancos eran capaces de ofrecer este tipo de financiación. Ahora, sin embargo, las compañías fintech ofrecen nuevas soluciones financieras para el mercado inmobiliario.

Comprar colectivamente: el ‘crowdfunding’ inmobiliario

Antiguamente para invertir en bienes raíces se necesitaba disponer de mucho capital acumulado o tener un perfil muy solvente que permitiera acceder a la financiación bancaria. Gracias al crowdfundinginmobiliario esto está cambiando. A través de las plataformas de financiación colectiva es posible comprar participaciones en proyectos inmobiliarios realizando aportaciones muy pequeñas (algunos portales permiten invertir cantidades inferiores a los 100 euros). Esto, en la práctica, significa que cualquier persona, independientemente de su poder adquisitivo, pueda invertir en bienes raíces.

Solicitar una hipoteca online

En primer lugar surgieron los comparadores de hipotecas online que permitían a los usuarios consultar las condiciones que ofrecían las diferentes entidades financieras. Las fintech han ido un paso más allá, y ya es posible contratar una hipoteca a través de internet. Estas firmas emergentes actúan como intermediarios entre los bancos y el cliente final y le asesoran durante todo el proceso (incluyendo la comparación, elección, negociación y contratación). Este tipo de compañías afirman que, en una hipoteca de 200.000 euros a 30 años, se pueden ahorrar entre 40.000€ y 50.000 euros.

Factoring inmobiliario

El factoring es una solución financiera de la que hasta ahora solo podían beneficiarse las empresas. Consiste en financiarse gracias al cobro de las facturas pendientes. El factoring permite a la compañía cobrar una factura por anticipado sin tener que esperar a la fecha de vencimiento. Inspirándose en este mecanismo de financiación, han aparecido soluciones de liquidez inmediata exclusivas para propietarios de inmuebles en alquiler. Es el caso de Advancing, una start-up queadelanta a los propietarios 12 meses de las rentas de su piso, oficina o local comercial en un único pago y en menos de 24 horas.

Algunos de los beneficios de cobrar 1 año de las rentas son la posibilidad de obtener financiación de manera inmediata, la protección frente a eventuales impagos y la tranquilidad de no tener que gestionar el cobro del alquiler del inquilino mes a mes.

Financiación para reformas del hogar

Según datos de Andimac (Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción), el precio medio de una reforma para un inmueble de 90 metros cuadrados son 22.700 euros más IVA. Esto supone que, para acometer las reformas de una vivienda, es habitual tener que pedir un crédito. Actualmente hay algunas empresas emergentes que trabajan con diferentes perfiles de contratistas especializados en reformas del hogar para financiar las obras de los clientes finales.

 

Nueva llamada a la acción

Guillem

Guillem

Periodista especializado en emprendeduría y proptech

Escribe un comentario