¿Cuáles son los riesgos de alquilar tu vivienda?

27/05/2021
27/05/2021
Advancing 9 Seguro impago alquiler 9 ¿Cuáles son los riesgos de alquilar tu vivienda?

Alquilar tu vivienda a completos desconocidos asusta, sobre todo porque sabes que conlleva ciertos riesgos. La Ley también lo sabe, por lo que protege al propietario. Aún así, si deseas saber cuáles son todos los riesgos de alquilar tu vivienda y cómo protegerte ante ellos te lo contamos en este artículo.

Tienes más de un piso en propiedad y has decidido sacarle rentabilidad alquilando uno de ellos. Es una idea estupenda, pero pronto comienzan las dudas: ¿será arriesgado dejarle mi piso a alguien que no conozco? La mayoría de los dueños de viviendas tienen esta inquietud, pero lo cierto es que, conociendo los riesgos y sabiendo cómo contrarrestarlos, el riesgo de alquilar tu piso puede ser muy bajo.

¿Cuáles son los riesgos de alquilar una vivienda?

Impago de alquiler y morosidad

El riesgo principal y el que primero se le ocurre a cualquier propietario es que el inquilino deje de pagar. Aunque la ley permite echar a un inquilino moroso cuando este no paga el alquiler, lo cierto es que si el inquilino se niega a irse habría que iniciar un tedioso procedimiento de desahucio, el mayor temor de todo arrendador. Por norma general, un desahucio puede tardar 6 u 8 meses, que tendrás que enfrentar sin recibir los ingresos del alquiler. Todo esto se agrava aún más si el inquilino tiene niños y la familia está en situación de vulnerabilidad. Si quieres saber más sobre cómo echar a un inquilino que no paga puedes hacer click aquí.

Gráfico de la morosidad del alquiler en el año 2018

La morosidad media en los alquileres alcanzó casi los 10.000 euros en 2018 en comunidades como Madrid. Fuente: Cinco Días

Deterioro del piso

Otro de los riesgos más comunes que se le viene a la cabeza a un propietario: que el inquilino deje el piso destrozado.  Si la fianza o el seguro no cubren los gastos podrías terminar pagando aún más dinero por devolver a tu piso a la vida. Existen ciertas reparaciones del inmueble que el inquilino está obligado a pagar, especialmente si son culpa suya.

Depreciación de la vivienda

Si el piso que alquilas está en una zona que, con los años, se deprecia (se convierte en un barrio peligroso, su comunicación con el centro se resiente, pierde atractivo frente a otro barrio) entonces puede que no consigas sacarle al alquiler el beneficio que esperabas en un primer momento. También puede ocurrir que los materiales con los que esté construido pierdan valor o, simplemente, con los años ya no guste la estructura. Esto es un riesgo que se puede prever con cierta antelación, pero siempre puede haber sorpresas y una zona que estaba muy demandada el año que adquiriste el inmueble puede haberse vuelto un infierno inmobiliario después de unos años.

Mal asesoramiento inmobiliario

Existen posibilidades de que la inmobiliaria con la que gestiones el alquiler de tu piso no haga bien su trabajo y termines siendo tú quien pague el pato. Esto NO tiene que ocurrir si eliges una inmobiliaria de confianza, pero el riesgo está ahí. Podría suceder que la inmobiliaria no hiciera una correcta evaluación de la solvencia del inquilino, se llevara más honorarios de los que le corresponden o no haga correctamente los trámites burocráticos.

Por otra parte, alquilar un piso sin inmobiliaria es un riesgo aún mayor, pues es muy fácil cometer errores, como redactar incorrectamente el contrato inmobiliario, no saber cómo legalizarlo después, no poder evaluar la solvencia del inquilino… sin mencionar el esfuerzo que supone la gestión del alquiler, que siempre es algo que roba tiempo.

Variación del alquiler

En relación a la depreciación del inmueble por el lugar en el que se encuentra u otros motivos existe el riesgo de que la cantidad del alquiler varíe. Puede variar al alza pero, si lo hace a la baja, puede que no consigas los beneficios que esperabas por la inversión que hiciste.

Gastos que acarrea el inmueble

Esto no es un riesgo sino más bien una realidad: alquilar un inmueble acarrea gastos. Ya sea porque se ha estropeado el lavavajillas y hay que repararlo o porque debes pagar el IBI y la comunidad, alquilar no solo es recibir la mensualidad del alquiler sino también responder ante ciertas obligaciones económicas.

¿Cómo evitar los riesgos de alquilar una vivienda?

Vale, ya conocemos los riesgos. Esperamos que no te hayas asustado tanto como para echarte para atrás con el alquiler de tu inmueble. Lo cierto es que por cada riesgo que existe una prevención, y a continuación te las decimos todas.

Conocer la solvencia del inquilino para evitar la morosidad

Para evitar el riesgo de que el inquilino deje de pagar lo mejor es asegurarse de alquilar tu piso al inquilino adecuado. Una simple evaluación de su solvencia te ayudará a saberlo. Por norma general, el inquilino perfecto es aquel que tiene un trabajo con contrato indefinido de más de 1.500 euros al mes. Si alquilas mediante una inmobiliaria esta se encargará de hacer la evaluación.

Además, siempre es buena idea exigir un aval para asegurarte de que alguien cubrirá los gastos si el inquilino no paga.

Contratar un seguro de alquiler y hogar

Si, además, quieres blindar tu alquiler, puedes contratar un seguro de impago. Este se encargará de asegurarte de que cobras las rentas puntualmente y sin riesgo. Por otra parte, el seguro de hogar cubrirá los desperfectos y los daños que haya ocasionado el inquilino aunque, si son culpa suya, está obligado a pagarlos.

Factoring inmobiliario

Si lo que prefieres es tener solvencia inmediata sin necesidad de contratar un seguro, puedes recurrir al factoring inmobiliario y conseguir el equivalente a un año de la renta en tan solo un día. Además, la mayoría de empresas que ofrecen servicios de factoring inmobiliario se encargan de reclamar al inquilino los meses impagados.

Pedir la fianza

Esto es de cajón, pero lo cierto es que la fianza es uno de los mejores métodos para curarse de espantos. La Ley de Arrendamientos Urbanos estipula que el máximo de fianza que se puede exigir de fianza son dos meses -uno es el mínimo-, y se devolverá en el momento en el que el inquilino abandone el piso siempre y cuando no se haya producido ningún desperfecto.

Trabajar con un buen asesor inmobiliario

La variación en el precio del alquiler, la pérdida de la inversión o la depreciación de la vivienda son riesgos que puedes evitar contratando a un buen asesor inmobiliario, que es profesional que se encarga de conocer el mercado para aconsejar sobre este tipo de cuestiones.

Estos son los trucos para evitar riesgos al alquilar un piso

Conocer la solvencia del inquilino, contratar un seguro de hogar y alquiler, exigir un aval, factoring inmobiliario y trabajar con un buen asesor inmobiliario. Ahora ya sabes los mejores trucos para evitar los riesgos asociados al alquiler de un piso. Al final, lo único que necesitas es blindar tu alquiler para asegurarte de que no tendrás problemas y podrás dormir tranquilo.

¡El conocimiento hay que compartirlo!
Nueva llamada a la acción

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Calcula el retorno de tu inversión inmobiliaria

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *