Siguiendo con la tendencia de los últimos años, el tipo de interés interbancario -el euríbor- cerró 2019 en negativo, con un valor de -0,265% y se calcula que alcanzará valores por encima de 0% hasta dentro de dos años. Esto beneficia a los que revisaron su hipoteca en diciembre del año pasado.

Previsiones para 2020

En este mes de febrero, el tipo de interés  ha oscilado entre -0,290% y -0,276%. Los indicadores financieros de la zona euro del Banco de España sitúan el tipo de interés en el -0,253% y, según las previsiones de Bankinter para este 2020, su valor oscilará entre -0,27% y -0,17%, siendo su tipo más estable el -0,22%. Sin embargo, esto no conllevará una rebaja en las cuotas de las hipotecas.

2020 también marca la llegada de una nueva forma de cálculo establecida por el BCE, que entró en vigor el pasado 1 de enero. Hasta finales de 2019, el tipo de interés se calculaba en función del ‘precio’ al que los bancos del panel de referencia se prestaban el dinero entre sí. Ahora, el Instituto Europeo de Mercados Monetarios ha establecido una medida híbrida, basada en datos de operaciones y transacciones reales del mercado, además de otras fuentes de precios -histórico, precios teóricos, etc.-, con el objetivo de conseguir un euríbor más fuerte.

Respecto a las expectativas de evolución, tal y como confirmó hace unos meses el Banco de España, la intención del BCE es mantener estos tipos hasta el mes de octubre debido, fundamentalmente, al mal momento macroeconómico en el que estamos inmersos.

¿Cuáles son las inversiones más recomendables en este momento?

El Informe de Estrategia de Inversión para 2020 de Bankinter indica que ‘se avivan los síntomas de agotamiento, lo que lleva a aceptar que la recesión no es descartable’.

Debido al mínimo tipo de interés actual en España, los depósitos casi con toda seguridad te llevarán a una pérdida de poder adquisitivo dada su escasa rentabilidad y la subida de precios. Si eres cauto y no deseas asumir riesgos, debes pensar que riesgo y rentabilidad van unidos. Por ejemplo, el depósito a plazo fijo tradicional supone un nivel muy bajo de riesgo, pero tampoco genera demasiados beneficios.

Por otro lado, la bolsa se plantea como una inversión rentable si no vas a necesitar ese dinero a corto plazo, especialmente a través de fondos de inversión. Si bien 2019 fue el mejor año para el mercado de valores desde 2013, los resultados son inferiores en relación a las bolsas internacionales. A medio o largo plazo, las mejores opciones que se plantean son las tecnológicas y las ‘empresas verdes’.

 

 

Nueva llamada a la acción

Ana Calzada

Ana Calzada

Periodista, consultora y formadora

Escribe un comentario