Alquiler social y sus requisitos

12/01/2021
12/01/2021
Advancing 9 Consejos 9 Alquiler social y sus requisitos

Hoy vamos a explicar qué requisitos hay que cumplir para poder solicitar una vivienda de alquiler social. Dieciocho años después de la crisis, y a las puertas de una nueva, ¿han cambiado las reglas del juego?

Perder la casa porque no se reciben ingresos para poder pagar la hipoteca… Es una situación que muchas familias españolas han atravesado desde la crisis de 2008.

Para paliar este fenómeno, el Gobierno español lanzó un plan de viviendas de alquiler social. Estas viviendas las podían solicitar todas las familias que se habían quedado en la calle o en una situación precaria, y a día de hoy sigue siendo un plan vigente, quizás más vigente que nunca.

¿Qué es el alquiler social y cuándo surgió?

El alquiler social es un plan que pretende asegurar la vivienda a todas las familias en riesgo de exclusión. Está pensado especialmente para aquellas que son deudoras hipotecarias.

La deuda hipotecaria se da cuando una familia atraviesa una situación económicamente desfavorecida en la que no puede hacer frente al pago de su hogar, por lo que la entidad bancaria que le había concedido el crédito se queda con la casa. Es decir, efectúan un desahucio

Los desahucios son una realidad que aumentó a raíz de la crisis de 2008, y la terrible situación a la que se vieron abocados muchos españoles forzó al Gobierno a tomar medidas. Así surgió el Fondo Social de Viviendas (FSV) o conocido por todos como Alquiler Social. Es un convenio entre el Gobierno y las entidades bancarias y de ahorro que pretende defender el derecho a la vivienda de los españoles. Los bancos ceden sus viviendas a los que las necesiten a cambio de un pago mínimo.

El alquiler social no solo protege a las familias, sino que también es una gran oportunidad para los jóvenes y mayores de 60 años con pocos ingresos que no tienen una fuente de apoyo económico.

DESCUBRE SI TU INQUILINO ES SOLVENTE DE FORMA GRATUITA

¿Cuánto cuesta?

El alquiler social es más barato de lo normal y está comprendido en una franja de los 150 a los 400 euros. Nunca puede superar el 30% de los ingresos familiares anuales, por lo que puede llegar a ser incluso inferior a estas cantidades si el ingreso es muy bajo. El precio del alquiler ignora los indicadores de la ciudad en la que está situada la vivienda. Es decir, no por estar en Barcelona tendrá que adaptarse a los alquileres de esa ciudad, ni saldrá más caro que un alquiler en una ciudad más barata.

¿Cuánto dura el alquiler social?

La duración máxima de un alquiler social es de dos años, pudiendo alargarse en el tiempo si la condición de la familia no mejora y aún cumplen los requisitos para poder solicitar una vivienda social. Además, la vivienda social se puede convertir en vivienda permanente. Esta conversión no siempre tiene que darse, pero dependiendo de la normativa aplicada puede ser posible o no. Por ejemplo: puede que, tras pasar una cierta cantidad de años, sea legal que la vivienda se convierta en permanente, pero habrá que estudiar la normativa.

¿Quiénes lo pueden solicitar?

Solo determinados grupos de personas, siempre que sean mayores de edad con nacionalidad española o permiso de residencia permanente, pueden solicitar el alquiler social.

  • Personas que se encuentren en un procedimiento de ejecución hipotecaria pero aún no han sido desalojadas.
  • Personas que ya han sido desalojadas por consecuencia de una demanda de ejecución de impago de hipoteca o préstamo hipotecario.
  • Personas que no hayan dejado la vivienda y hayan realizado una dación en pago.
  • Personas que perdieron su casa después del 31 de diciembre de 2007.
  • Jóvenes universitarios menores de 35 años, que tengan bajos ingresos monetarios.
  • Personas con relaciones familiares conflictivas, y sean víctimas de violencia de género y doméstica.
  • Quienes hayan perdido su hogar por un desastre natural.
  • Aquellos con residencias en mal estado, que deban ser remodeladas o destruidas.

¿Cuáles son los requisitos para pedir una vivienda de alquiler social en 2021?

A continuación indicamos qué requisitos debes cumplir para pedir una vivienda de alquiler social en 2021.

  • Debes ser parte de una familia con hijos menores de edad.
  • Si tu familia es monoparental, debes tener a tu cargo al menos 2 hijos menores.
  • En el núcleo familiar, debe existir un miembro con discapacidad hasta un 30%, que le impida trabajar.
  • No percibir ningún tipo de ingresos o haber gastado el total de sus prestaciones.
  • Ser jubilado y tener deudas hipotecarias que superen las prestaciones.
  •  Los ingresos no pueden superar tres veces del IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) que en el 2021 es de 537,84 €/mes (IPREM anual en 12 pagas es de 6.454,03 €).
  • No tener ninguna vivienda en posesión.

¿Qué entidades bancarias ofrecen alquileres sociales?

Unicaja BBVA Banco de Sabadell Caixabank
Banco Santander Bankia Bankinter Grupo Cajamar
Bantierra (Caja Rural de Aragón) Caja Rural de Granada Deutsche Bank ING Direct
Kutxabank Ibercaja Liberbank Caja Rural Castilla-La Mancha (UNACC)
Caixa Ontinyent Banco Ceiss Banesto

Para solicitar el alquiler social se debe ir a alguno de los bancos que hemos nombrado en esta tabla. Entidades estatales harán un informe sobre la situación de la persona que lo solicite y se lo pasarán al banco para que este apruebe el alquiler o no.

¿Cuánto tiempo se tarda en conseguir una vivienda de alquiler social?

Por norma general, se tarda de seis meses a un año. Eso sí, depende de la situación de cada familia, pues si es muy crítica lo normal es que las gestiones se aceleren. El proceso para recibir la vivienda pasa por la elaboración del informe de la Seguridad Social o los Servicios Sociales hasta la aprobación de la banca a la recolocación de la unidad familiar en la nueva casa.

¿Puedo solicitarla si tengo a mi cargo a una persona con discapacidad?

Sí, siempre que sea un miembro de la unidad familiar con un 33 % o más de discapacidad, situación de dependencia o enfermedad que le incapacite de manera permanente para realizar una tarea laboral. Aunque en principio no tiene que ser una persona a tu cargo, ya que simplemente una persona con un 33% de discapacidad puede solicitar un alquiler social. Pero, en el caso de que sea una persona en situación de dependencia que esté a tu cargo, y además cumpláis los requisitos ya nombrados, también podrás solicitarla.

¿Cuáles son los beneficios de solicitar una vivienda de alquiler social?

Los beneficios son claros: evitar quedarse en la calle, permitirse una vivienda a pesar de percibir ingresos bajos y, además, puedes convertir la vivienda en permanente. Por otra parte, aquel que solicite una vivienda de alquiler social tiene la posibilidad de afrontar su deuda hipotecaria con mayor facilidad, y podrá incluso acceder a ciertos descuentos, si la entidad bancaria se lo permite.

Por lo tanto, lo más recomendable para una familia en situación de vulnerabilidad es siempre acudir a uno de los bancos que hemos nombrado y pedir que se le conceda el alquiler social.

 

Nueva llamada a la acción
¡El conocimiento hay que compartirlo!
Nueva llamada a la acción

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Calcula el retorno de tu inversión inmobiliaria

4 Comentarios

  1. Victoria

    Hola me llamo Víctoria y necesito una vivienda social,tengo un nene de dos añitos y medio,me gustaría informarme.

    • Guillem

      No nos dedicamos a esta actividad por lo que lamentamos no poder ayudarla. Le recomendamos que se dirija a las Administraciones locales y/o autonómicas del lugar donde resida, ya que suelen ser las competentes en materia de vivienda social.

  2. Saadia cheddad Saoulaji

    Necesito un piso del alquiler que ofrecen estos bancos solidarios con gente vulnerables y que tengas menos ingresos para afrontar gastos elevados de alquiler

    • Guillem

      Lamentamos no poder ayudarle al no dedicarnos a esta actividad. Le recomendamos que acuda a las Administraciones locales y/o autonómicas del lugar donde resida, ya que suelen ser los organismos competentes en materia de vivienda social.