Las plazas de parking representan una inversión interesantes por distintos motivos. No requieren de una gran cantidad de dinero -a diferencia de la inversión inmobiliaria en vivienda- y su demanda es elevada, sobre todo en las grandes ciudades, donde su rentabilidad llega a alcanzar el 6%.

Teniendo en cuenta que las rentabilidades de los productos de tipo financiero que ofrecen los bancos rondan el 2%, la inversión en plazas de garaje es una alternativa atractiva. Además, la rentabilidad se incrementa mucho si el propietario alquila la plaza y recibe mensualmente los ingresos derivados de las rentas de la misma. A continuación, podrás conocer más detalles acerca de la inversión en plazas de parking.

Ventajas de adquirir una plaza de aparcamiento para invertir

  • Cada vez hay menos zonas de aparcamiento gratuito y menos sitios donde aparcar en la calle. Es por eso que la demanda de plazas de aparcamiento es alta y se prevé que continúe aumentando con el tiempo.
  • Es un bien más líquido que un piso, ya que es más fácil de vender, y la cantidad a invertir es mucho menor. Además, la ley que regula el alquiler de plazas de parking es mucho más flexible que la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos) que regula el arrendamiento de pisos.
  • Las agencias inmobiliarias no suelen intermediar en la compraventa de plazas de garaje, ya que las comisiones son bajas debido a su precio reducido. Esto abre la posibilidad a que las partes que participan en la transacción se ahorren pagar por los servicios de la inmobiliaria.

Inconvenientes de la inversión en plazas de garaje

  • Los estatutos de la comunidad de vecinos pueden acotar las libertades del propietario, por ejemplo, no dejando que se alquile a una persona que no resida en el edificio. Además, aunque el porcentaje de participación suele ser bajo por el reducido espacio de la propiedad, a veces hay que contribuir a grandes derramas que reducirán la rentabilidad de tu plaza de garaje.
  • Proporcionalmente algunos costes de compra son más elevados que al adquirir, por ejemplo, un piso. En las plazas de garaje la comisión de la compraventa para el notario suele estar en torno al 3%, mientras que en el caso de un piso la comisión es de aproximadamente un 1%.
  • Cómo has podido ver en el punto anterior, las agencias inmobiliarias no suelen mediar en este tipo de gestiones. Esto también supone que hay que tener más cuidado al comprobar las cargas de la propiedad, ya que la transacción se va a realizar en la mayoría de los casos directamente entre particulares y sin el filtro de un profesional.

Recomendaciones a tener en cuenta

Antes de tomar la decisión de compra de una plaza de garaje como inversión es muy recomendable realizar un estudio de retorno de la inversión teniendo en cuenta que las rentabilidades en las principales ciudades españolas rondan el 6%.

Ana Calzada

Ana Calzada

Periodista, consultora y formadora

Escribe un comentario