Todo sobre el modelo de devolución de fianza del alquiler [Plantilla]

09/12/2021
09/12/2021
Advancing 9 Arrendador 9 Todo sobre el modelo de devolución de fianza del alquiler [Plantilla]

El modelo de devolución de fianza de alquiler consiste en un documento de gran importancia en cualquier arrendamiento. Se emplea al finalizar un contrato de alquiler y su finalidad es solicitar por escrito la devolución de la fianza de alquiler. Comúnmente, el arrendatario es quien redacta este documento como una forma de notificar al arrendador que se está reclamando la devolución del depósito de la fianza que fue realizado cuando se firmó el contrato de arrendamiento. 

Es importante para todos los inquilinos conocer muy bien el modelo de la devolución de fianza del alquiler. Por lo que continuación se explica en mayor detalle ¿Qué es? ¿Cuándo se utiliza? Y, ¿cuáles son las partes que lo componen?

Recibe un modelo de devolución de fianza del alquiler en tu correo

¿Qué es la fianza de arrendamientos urbanos?

Una de las obligaciones legales que tiene un arrendatario al firmar un contrato de alquiler es el depósito de una fianza al arrendador. Esta sirve como garantía de que se cumplirán las obligaciones contractuales, en especial el pago de la renta mensual y del mantenimiento en buen estado de la propiedad. Según la normativa autonómica el arrendador tiene la responsabilidad de depositar la fianza a disposición de la Administración autonómica o cualquier otra entidad pública que pudiese ser designada.

Cuando se trata de la firma de un contrato de alquiler para una vivienda, la cantidad que debe depositarse como fianza, será la equivalente a un mes de renta. Por su parte, para el alquiler de un local, bien sea de negocio o de trastero, el arrendador tendrá que exigir una fianza equivalente a dos meses de la renta fijada en el contrato de alquiler. 

Una vez el contrato de alquiler finaliza, el arrendatario está en derecho de recibir la cantidad depositada como fianza, siempre y cuando este haya cumplido con todas las responsabilidades y cláusulas estipuladas en el contrato. En caso contrario, si el arrendatario incumplió con el contrato, el arrendador tendrá el derecho de retener la fianza.

¿Cómo y cuándo se utiliza el modelo de devolución de fianza de alquiler?

El modelo de devolución de fianza de alquiler es un documento que se utiliza luego de la finalización de un contrato de alquiler. Si después de un plazo de un mes el arrendador no ha devuelto la fianza alquiler, pese a no haber razones para la retención de la misma, podría haber consecuencias legales.

Si bien la ley no expresa explícitamente que se deba realizar esta solicitud por escrito, lo ideal es que el inquilino redacte y firme este documento para dar a conocer su reclamo. La principal función que tiene el modelo de devolución de fianza es dejar constancia por escrito del deseo manifestado por el arrendatario que desea recuperar el pago de su fianza. Esto debido a que no se encuentra bajo su conocimiento haber incurrido en alguna falta que amerite la retención de dicha fianza. 

La forma en que este documento debe hacerse llegar al arrendador no está especificada en la ley. Comúnmente se envía a través de burofax, aunque también es posible hacerlo por medio de una copia física o vía online. Dada la importancia de este documento, debe ser enviado con acuse de recibo y certificación de contenido, de modo que puede obtenerse alguna prueba de la recepción por parte del arrendador y la fecha en que esta se produjo. Por lo tanto, es de suma importancia que el arrendatario mantenga en su poder una copia firmada del modelo de devolución de fianza del alquiler y/o un acuse de recibo de la carta.

¿Qué debe ir incluido en el modelo de devolución de fianza de alquiler?

Al realizar un modelo de devolución de fianza de alquiler se debe ser muy específico al aclarar algunos aspectos, debido a que las condiciones de cada arrendamiento pueden ser muy variadas. Los principales puntos o cláusulas que deben ser incluidos en la redacción de este documento son descritos a continuación: 

La identificación del contrato

El contrato de alquiler es un documento muy completo en el cual se encuentra toda la información relevante para el caso. Puesto que en él se detallan los datos personales y de contacto tanto del arrendador como del arrendatario, al igual que la información sobre el inmueble en alquiler. Por lo tanto, esta información debe ser incluida en el modelo de devolución de fianza del alquiler.

Devolución de las llaves de la propiedad

Para evitar problemas y malentendidos en el futuro, es de suma importancia que, al redactar este documento, se deje constancia de que las llaves de la propiedad en alquiler fueron devueltas y estas fueron recibidas por su propietario. 

Toda la información referente a la devolución de fianza de alquiler

La información referente a la devolución de la fianza de alquiler es el contenido de mayor relevancia en este documento. De modo que se debe ser muy específico en este aspecto. En este segmento, se debe especificar cuánto es el importe de la fianza, cuál es el plazo para su entrega y qué medio se utilizará.

Existe la posibilidad de que el arrendador realiza descuentos de la fianza. Estos pueden ser por daños en la propiedad, causa de desperfectos, impago de servicios o incumplimiento con el pago de la renta acordado en el contrato. Tras contabilizar estos aspectos, se llegará a la cuantía del descuento, el cual puede incluso alcanzar la totalidad de la fianza, ocasionado que sea retenida en su totalidad. 

De la misma forma en que la fianza puede tener descuentos, también puede ganar intereses. Si ha transcurrido más de un mes desde la fecha en la que el arrendador debe devolver la fianza, esta comenzará a ganar intereses, aumentando su importe.

Devolución de garantías complementaria, en caso de que hayan sido utilizadas

En muchas ocasiones se suelen utilizar garantías complementarias como avales bancarios u otros tipos de depósitos adicionales que se utilizan como garantía de permanencia. En estos casos, se debe incluir en la redacción del modelo devolución de fianza del alquiler para asegurar su reclamo. Además, servirá para ayudar a regular la forma en que aplicarían los pagos en caso de que haya deuda del arrendatario con el arrendador.

Pago de deudas

Este es un documento en el que se debe ser muy específico, así que, si existen deudas adicionales a la fianza del alquiler y garantías, también deben ser reflejadas en su redacción. Explicando de cuanto es el importe total, cuales son los medios disponibles para el pago y si debe hacerse en un solo depósito o puede ser pagado en cuotas.

Fecha y firmas

La fecha de la finalización del contrato es de gran importancia en este documento, así que es indispensable su aparición. De la misma forma, es importante que el contrato esté debidamente formado por el arrendador y el arrendatario para que tenga plena validez legal.

Una vez llegado a un acuerdo con respecto a la devolución de fianza del alquiler, todas las páginas del modelo deben estar debidamente firmadas por ambas partes, para así poder garantizar que se alcanzó una resolución y fue devuelto el monto correspondiente. 

Recibo de la devolución de fianza de alquiler

Existe la posibilidad de que la devolución de la fianza sea realizada presencialmente y el arrendador realice el pago en efectivo. En estos casos, lo ideal es que se emita un recibo con la firma del arrendatario, en el cual se deje constancia del importe recibido. Este se convertirá en el único documento que probará la correcta devolución de la fianza del alquiler.

Nueva llamada a la acción
¡El conocimiento hay que compartirlo!
Nueva llamada a la acción

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Calcula el retorno de tu inversión inmobiliaria

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *