Cómo funciona el burofax en el impago del alquiler

17/09/2021
17/09/2021
Advancing 9 Arrendador 9 Cómo funciona el burofax en el impago del alquiler

Cuando un inquilino se ha retrasado con los pagos el propietario puede pedir la cuota adeudada a través de un burofax. De esta manera, quedará por escrito cuál es la deuda, el deseo del propietario de recuperarla y el plazo que tiene el inquilino para actuar antes de que se tomen acciones legales.

Si eres el dueño de un piso en alquiler y el inquilino ha dejado de pagar las rentas, quédate con nosotros porque vamos a enseñarte cómo funciona el burofax en el impago del alquiler. ¿Qué es? ¿Cómo se manda? ¿Cuándo se puede desahuciar al inquilino si no responde?

¿Qué es el burofax?

El burofax es una carta urgente con validez legal que se envía para probar un hecho ante terceras personas. En el caso del alquiler, el impago. Para que un burofax tenga carácter probatorio ha de enviarse con con copia certificada y con acuse de recibo. 

Ojo, no se debe confundir un burofax con una carta certificada. Es cierto que ambos documentos prueban la recepción de la misiva. Sin embargo, solo el burofax puede acreditar el contenido de la carta, es decir, la petición del pago de la deuda al inquilino. 

El burofax debería ser el último recurso que utilicemos al intentar negociar con el inquilino el pago de las rentas. Los expertos aconsejan que antes se hayan agotado las vías más directas: charlas por teléfono, por mensaje de texto o en persona. Si después de todas ellas el inquilino se niega a hacer el pago, entonces será la hora de enviar un burofax.

Ahora bien, el burofax no es obligatorio para iniciar un proceso judicial. Por lo tanto, quedará a elección del propietario si quiere gastar su dinero en mandar el documento o prefiere, directamente, iniciar el proceso de desahucio.

¿Cuándo debería enviar un burofax a un inquilino que no paga?

Lo recomendable es que se envíe un burofax tras el primer impago del inquilino, es decir, cuando se hayan agotado los días de cortesía para hacer el ingreso (que suelen ser los 7 primeros del mes). 

Después de este tiempo, si ya se ha intentado reclamar la deuda por todas las vías directas, se puede enviar un burofax.

CONSIGUE GRATIS TU MODELO DE PREAVISO DE FINALIZACIÓN DE ALQUILER

¿Necesito a un abogado para enviar un burofax?

No necesitas a un abogado para enviar un burofax, pero es lo recomendable. El abogado puede ayudarte a redactar un texto sin agujeros legales, siguiendo la normativa vigente. Además, puede asesorarte legalmente. El abogado te dirá si realmente es necesario que envíes un burofax, o te dará alternativas que podrían ser más eficientes.

Por otro lado, hay abogados que no recomiendan enviar un burofax. Las razones que alegan son principalmente tres:

  1. El burofax concede al inquilino un plazo de 30 días extra para no pagar.
  2. Si el inquilino recoge el burofax el último día de plazo, tendrá otro mes extra de tiempo. Es decir, los 30 días que tiene una persona para recoger un burofax y los 30 días de plazo de pago estipulado. 
  3. Otra persona puede recoger el burofax, en cuyo caso el inquilino puede utilizarlo para oponerse a la demanda.

Sin embargo, sí que aconseja enviar burofax cuando se quiere evitar que el inquilino enerve.

Enervar significa tener una “segunda oportunidad” de quedarse en el piso. Es la posibilidad que se le da al inquilino cuando se le envía el aviso de denuncia. Para obtenerla, el inquilino debe pagar la deuda y hacerse cargo de los costes judiciales. 

¿Cómo evitar que el inquilino enerve?

Hay dos maneras de evitar que el inquilino pueda enervar:

  • Enviar un burofax indicando expresamente que no se permite la enervación. Para ello habrá que indicar un plazo en el que el inquilino puede pagar y explicar que ese tiempo se otorga para evitar la enervación. Cuando finalice el plazo, hay que esperar 30 días para realizar la demanda e iniciar el proceso de desahucio.
  • Si ya ha enervado una vez, no podrá volver a hacerlo.

De todas formas, como ves, esto aún otorga al inquilino la posibilidad de quedarse en el inmueble. 

¿Cuánto cuesta enviar un burofax?

El precio de un burofax ronda los seis euros. Sin embargo, cuando se quiere enviar con acuse de recibo, el precio suele subir a los 25 euros. Por otro lado, si nos hemos beneficiado de la ayuda de un abogado, los costes aumentarían. No podemos dar una cifra exacta porque depende de cada despacho, pero el precio podría escalar hasta una cifra de entre 200 y 500 euros. 

¿Cómo funciona el burofax en el impago del alquiler?

Sigue estos pasos para enviar un burofax de la manera correcta:

Redacta el burofax

Como nadie nace aprendido, aquí te dejamos un modelo de burofax que puedes rellenar con tus propios datos. Recuerda que puedes hacerlo con la ayuda de un abogado.

A/Att de D/Dª ………………….(datos inquilino)

C/ ………………………..……………….

Estimado señor/a:

Me pongo en contacto con usted en relación al contrato de arrendamiento suscrito por

ambas partes en fecha ……………………………, relativo al inmueble de mi propiedad,

sito en C/ ………………………………………………………………..

Tras producirse el impago del alquiler, a fecha actual usted me adeuda la cantidad de …………………. (…….€) correspondientes a la renta de los meses de …………,………,.……… del año .……., a razón de ………… euros por cada mensualidad.

Según lo estipulado en el contrato, el abono de la renta debe efectuarse por

mensualidades anticipadas dentro de los ………. primeros días de cada mes.

Por otro lado, por contrato queda estipulado que el pago de los suministros será ………………………….. (solo si es el caso). 

Es por ello que mediante la presente le requiero para que en el plazo máximo de treinta

días efectúe el abono de las cantidades debidas, pudiendo realizar el ingreso de las

mismas en el número de cuenta ES…………………………………….., sirviendo esta

reclamación como requerimiento de pago fehaciente a los efectos oportunos.

Un cordial saludo.

D/Dª …………………………………….

En …………………, a …. de ………… de 20……

Marcando el plazo de 30 días, el inquilino ya no podrá enervar.

Dirígete a correos

Con el documento en mano, dirígete a correos. Allí, los funcionarios te indicarán cómo enviar el burofax. Por supuesto, sabrás a qué dirección enviarlo, ya que es la de tu inmueble. 

Espera respuesta

Ahora ya solo toca esperar a que el inquilino pague a tiempo o a que se cumplan los plazos. Recuerda que tiene un plazo de 30 días desde el momento en el que recibe el burofax, por lo que la espera podría alargarse hasta los dos meses.

¿Qué pasa si no se puede entregar un burofax?

Es probable que no se pueda entregar el burofax por dos razones.

El inquilino no lo recoge en su domicilio.

El inquilino no se dirige a la oficina de correos pertinente tras recibir el aviso.

En ambos casos se consideraría el burofax como “entregado”, ya que el responsable de que no se reciba sería el inquilino. 

Por lo tanto, como propietario no hay que preocuparse, ya que si el inquilino “no recibe el burofax”, se dará por entregado. Por lo tanto, se podrá iniciar libremente el proceso de desahucio. 

Centro de Recursos para Agencias
¡El conocimiento hay que compartirlo!
Nueva llamada a la acción

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Calcula el retorno de tu inversión inmobiliaria

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *