¿Cómo hacer un anexo para un contrato de arrendamiento?

06/07/2021
06/07/2021
Advancing 9 Arrendador 9 ¿Cómo hacer un anexo para un contrato de arrendamiento?

¿Estás buscando la manera de redactar un anexo para un contrato de arrendamiento? Puede que, después de un tiempo alquilando tu vivienda, surja un imprevisto y quieras modificar algunas de las cláusulas del contrato de alquiler que tienes con el inquilino. 

El contexto de la pandemia que estamos viviendo ha llevado a muchos propietarios a añadir un anexo a su contrato para, por ejemplo, reducir el precio del alquiler durante los meses que hubo cuarentena, o bien pedir una garantía de que el inquilino seguirá pagando a pesar de entrar en un ERTE o ver reducida su capacidad económica. Han sido las conocidas como cláusulas covid.

Y entonces llega la duda: ¿se puede modificar un contrato de alquiler ya firmado?

Aunque exista la posibilidad de hacer un anexo, esto solo será posible si ambas partes están de acuerdo, ya que un contrato firmado NO se puede modificar unilateralmente.

Hoy vamos a hablar de cómo modificar un contrato de alquiler a través de la firma de un anexo. Pero, antes, solucionemos algunas dudas que puedan surgir.

¿Qué es un anexo al contrato de arrendamiento?

Un anexo es un documento que se utiliza para modificar un contrato ya firmado. Esta modificación debe quedar por escrito y debe ir firmada por ambas partes, ya que un contrato no puede cambiarse de manera unilateral. 

Los anexos pueden modificar cualquier tipo de contrato: laboral, de arrendamiento… En el caso de los alquileres, un anexo modifica el acuerdo entre arrendador (persona que alquila una vivienda o local) y arrendatario (persona que disfruta de esa vivienda o local durante un tiempo determinado y a cambio de una remuneración económica). 

Una vez firmado el anexo quedará grapado junto al contrato.

¿Se puede modificar el contrato de alquiler antes de su finalización?

En este video de LBS abogados se explica si se puede exigir cambiar la renta de un local por el Covid19

Sí, el contrato de alquiler se puede modificar antes de su finalización, pero solo si ambas partes están de acuerdo. Hay que tener en cuenta, no obstante, que el contrato no se modifica, sino que se incluye un anexo.

Cuando desees modificar el contrato de arrendamiento puedes proponérselo al inquilino. El inquilino puede aceptar, hacer una contraoferta o negarse.

Si el inquilino acepta o hace una contraoferta, genial. Sin embargo, si se niega no habrá mucho que hacer: no puedes obligarle, ni podrás recuperar la vivienda hasta que hayan pasado, como mínimo, cinco años desde que se firmó el alquiler. Lo que sí puedes hacer es esperar a que finalice vuestro contrato y, después, presentarle el nuevo documento, que tendrá que aceptar si quiere continuar viviendo en el inmueble.

Esto también funciona así en el caso de que sea el inquilino el que desee modificar una cláusula del alquiler: no podrá obligar al propietario a hacerlo. La única distinción es que el inquilino sí puede irse, siempre y cuando hayan pasado 6 meses desde la firma del contrato original.

Conoce la solvencia de tu inquilino utilizando nuestra herramienta gratuita

¿Cómo hacer un anexo para un contrato de arrendamiento?

Para hacer un anexo debes contar, como ya hemos dicho, con el consentimiento del inquilino. Además, se aconseja que la modificación del contrato y la firma del anexo se hagan ante notario, habiendo redactado un abogado el nuevo texto.

Para redactar un anexo del contrato de alquiler debes añadir las siguientes partes:

  • Nombre, Apellidos, Documento de Identidad y Dirección de las partes.
  • Referencia al contrato de alquiler original al que se le hace un anexo.
  • La nueva cláusula que se añade o se modifica. Se debe hacer constar también el lugar y la fecha.
  • Las dos firmas de los implicados (arrendador y arrendatario o arrendatarios).

Tras firmar el documento, el papel se anexará al contrato (de ahí su nombre) y tendrá la misma validez legal. 

¿Qué cláusulas se pueden modificar con el anexo de contrato de alquiler?

En principio, se pueden modificar todas las cláusulas, siempre dentro de la legalidad. También se pueden añadir algunas nuevas, siempre y cuando no vayan contra la Ley, ya que quedarían nulas. 

cláusulas abusivas alquiler

Estas son las cláusulas que sí puedes modificar en el contrato de arrendamiento:

  1. El precio del alquiler.
  2. Inclusión o sustitución de inquilinos.
  3. Duración del contrato (aunque el mínimo que establece la Ley son cinco años, recuerda). 
  4. Gastos a cargo del inquilino y del propietario.
  5. Procedimiento en caso de impago del alquiler (por ejemplo, qué pasará si vuelve la pandemia y el inquilino ve reducida su capacidad económica).
  6. Fin de la propiedad (local, vivienda).
  7. Datos del propietario y del inquilino, como el número de cuenta bancaria de una de las dos partes, si lo han cambiado. 
  8. Nuevas obligaciones, en general.

Conclusión

Para modificar un contrato de arrendamiento antes de su finalización debes contar con el consentimiento del inquilino y firmar un anexo ante notario. Podrás modificar cláusulas como el precio del alquiler o cambiar la titularidad del inquilino. Sin embargo, si el inquilino no está de acuerdo tendrás que esperar a que finalice el contrato para firmar uno nuevo o recuperar la vivienda.

Gestiona tu alquiler fácilmente con nuestro centro de recursos. ¡Conócelos todos!
Nueva llamada a la acción

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Calcula el retorno de tu inversión inmobiliaria

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *