La emergencia generada por el Covid-19 ha impactado muy duramente en el mercado inmobiliario. El obligado confinamiento y el cese de muchos de los negocios no considerados esenciales ha provocado que las agencias inmobiliarias tengan que dejar de atender de cara al público y, por consiguiente, su actividad comercial se ha reducido prácticamente a 0. Ante la imposibilidad de abrir los locales -aunque sí se puede trabajar desde la oficina a puerta cerrada, tal como informa el colegio de apis-, la única posibilidad de continuar con el negocio es cerrando operaciones a distancia. En este contexto, las empresas que hayan hecho los deberes en materia de digitalización de procesos tendrán una posición ventajosa frente al resto de competidores.

No obstante, hay que tener en cuenta que esta situación crítica era imposible de predecir, y ni tan si quiera las compañías inmobiliarias más digitalizadas están consiguiendo capear el temporal. Housfy, una de las principales inmobiliarias digitales de España, ha visto como su negocio se paraba en seco y se plantea aplicar un erte. Sin duda, una buena muestra de lo delicada que es la situación ahora mismo para todo el sector, independientemente de las características de cada empresa en particular.

El impacto del Covid-19 en el real estate: señales para la esperanza

A pesar de que, tal y como apuntábamos anteriormente, la actividad inmobiliaria se ha detenido en el último mes, los expertos  confían en que el real estate saldrá reforzado. Se apunta a que la etapa de crisis y recuperación dibujarán una V -es decir, una caída de la actividad muy acentuada seguida de un efecto rebote y un crecimiento acelerado- y que el sector inmobiliario será uno de los más sólidos cuando, poco a poco, la vida social y económica vuelva a la normalidad.

Consecuencias del Covid-19 en el mercado inmobiliario

Las consecuencias del Covid-19 en el mercado inmobiliario son todavía una incógnita. Sin embargo, hay algunas hipótesis acerca de lo que puede suceder a partir de ahora:

  • Cambio en las preferencias del consumidor: El periodo de confinamiento nos afecta a todos, en mayor o menor medida, a nivel psicológico. Esto puede provocar que la gente cambie sus gustos y preferencias. Algunas personas pueden comenzar a valorar más las residencias con espacios exteriores -como balcones y terrazas, tan apreciados en los días de cuarentena- e incluso los domicilios con mayores prestaciones domóticas. Esto puede afectar a futuras decisiones de compra.
  • Cambio en el modelo del alquiler: La emergencia del Covid-19 ha afectado a prácticamente todas las actividades económicas -quizás de las pocas que se salven sean la alimentación y la gran distribución-, pero se ha cebado especialmente con algunos sectores. El turismo es sin duda uno de los que experimentará una recuperación más lenta. ¿Significará esto que muchos propietarios de pisos turísticos convertirán sus propiedades en inmuebles de alquiler de larga estancia?
  • Ajuste en los precios: El mercado inmobiliario, tanto de compra-venta como de alquiler, estaba instalado en una tendencia alcista. Es previsible que la crisis del coronavirus provoque un ajuste en los precios, tanto en el mercado de compra-venta como en el de alquiler.

Digitalización inmobiliaria para seguir en marcha durante el Covid-19

Aunque una agencia inmobiliaria, por muy digitalizada que esté, no puede mantener el mismo ritmo de negocio de antes de la crisis, la tecnología ayuda a conservar una parte de la actividad. Ante la imposibilidad de abrir el local de cara al público, las herramientas digitales pueden contribuir a mantener el contacto con los clientes e, incluso, cerrar operaciones de compra-venta o alquiler.

Mantén el contacto con tus clientes digitalmente

Las comunicaciones online a través de Newsletter se han convertido en un recurso habitual de las agencias inmobiliarias. Evidentemente, ahora mismo es mucho más complicado que se concrete una operación inmobiliaria, pero siempre pueden surgir oportunidades de negocio que no esperas. Un arrendador de un inmueble en alquiler que se ha quedado con el piso vació porque su inquilino ha vuelto a su país por la cuarentena, un propietario con diversos inmuebles que se plantea vender alguno porque necesita liquidez, un inversor en busca de una ‘ganga’ en época de crisis… A través de las comunicaciones correctas puede que descubras oportunidades de negocio inesperadas.

Soluciones creativas: Reserva de pisos

Una de las principales franquicias inmobiliarias de España, Donpiso, ha lanzado la posibilidad de reservar pisos durante el tiempo que dure el confinamiento. ¿Esto qué significa? Pues que Donpiso, previo pago de 100 euros, permite reservar online cualquier piso durante una semana a partir de que se levante el confinamiento. En caso de que finalmente la operación no se materialice, los 100€ se devuelven al potencial comprador o inquilino.

Servicios inmobiliarios online: factoring inmobiliario

Uno de los problemas más acuciantes -tanto para particulares como empresas- durante la época de confinamiento es la falta de liquidez. En muchos casos los ingresos se han visto drásticamente mermados mientras que las facturas siguen llegando. Este contexto puede ser muy propicio para que los propietarios de inmuebles en alquiler apuesten por un adelanto que les permita cobrar 1 año de sus rentas en menos de 24 horas. Este servicio se conoce como factoring inmobiliario y es una manera simple, rápida y totalmente digital de ofrecer financiación a los arrendadores. Por cada operación de factoring inmobiliario que comercializa una agencia inmobiliaria recibe una comisión, por lo que es una buena manera de conseguir ingresos extra.

Digitalizar trámites y firmas

Cómo hemos comentado al inicio del artículo, hasta que no se levante el confinamiento las agencias inmobiliarias deberán mantenerse cerradas al público. Esto imposibilita que se puedan a llevar a cabo trámites para rubricar contratos de arras o de alquiler. Por lo tanto, en estos momentos cualquier nueva operación inmobiliaria que se quiera formalizar deberá hacerse vía firma digital. Dada la situación excepcional que vivimos, algunas de las plataformas que ofrecen estos servicios disponen de versiones gratuitas de esta herramienta.

Tours digitales a los inmuebles

Una prestación imprescindible para tratar de cerrar operaciones en estos días de confinamiento son los tours virtuales. Las fotos ayudan a hacerse una idea de cómo es un piso, pero nadie se atreverá a comprar o alquilar un inmueble tan solo viendo una decena de fotos. No obstante, en los últimos años se han popularizado las herramientas de “tours virtuales” que permiten realizar una visita online por el piso y percibir de manera bastante exacta sus dimensiones y características . Aunque, evidentemente, no poder enseñar el piso presencialmente es un handicap, no es imposible cerrar operaciones a través de los tours virtuales. De hecho, hay empresas como Spotahome que basan su modelo de negocio en alquilar pisos realizando únicamente visitas virtuales.

Guillem Tapia

Guillem Tapia

Periodista especializado en emprendeduría y proptech

Escribe un comentario