Claves para elaborar un buen video inmobiliario

08/04/2021
08/04/2021
Advancing 9 Agencias inmobiliarias 9 Claves para elaborar un buen video inmobiliario

¿Sabías que cada vez hay más personas dispuestas a comprar o alquilar una vivienda sin visitarla antes? Y todo gracias a los videos inmobiliarios. Los videos inmobiliarios son una excelente herramienta de venta ya que no solo muestran las características de la vivienda, sino que aúnan las mejores técnicas del marketing para conectar mejor con el espectador. Hoy vamos a hablar de cuáles son las claves para elaborar un buen video inmobiliario. 

Eres propietario de un inmueble o tienes una agencia inmobiliaria y deseas alquilar o vender un inmueble. Sin embargo, recibir visitas en época de pandemia es más complicado, pues muchos compradores interesados no se sienten seguros. Además, sabes que las visitas te llevan mucho tiempo. ¿Sabes que ahora puedes lograr vender o alquilar un inmueble sin pasarte horas recibiendo visitas? La solución es grabar un buen vídeo inmobiliario. Gracias a él no solo mostrarás el piso sino que conseguirás más y mejores ofertas. Pero, ¿cómo grabar un buen video inmobiliario?

¿Qué es un vídeo inmobiliario?

Es un vídeo de promoción de un edificio, un bloque o una vivienda en general. Aunque puede simplemente mostrar las características del inmueble su formato general es más similar al de un anuncio, por lo que suele transmitir los beneficios asociados de adquirir dicho inmueble.

Puede ser un video sencillo como este:

O más profesional como este:

 

Como ves, hay mucha diferencia entre ambos vídeos. Vamos a analizar las claves que hacen de un video inmobiliario un buen video inmobiliario.

Claves para elaborar un buen video inmobiliario

1. Define el objetivo del vídeo

¿Cuál es el objetivo del vídeo? ¿Vender un inmueble, captar más clientes, conseguir testimonios…? Además, ¿qué tipo de vivienda se está promocionando? ¿Está destinada a familias, a solteros, quizás a dueños de negocios porque es un edificio de oficinas? Antes de grabar un vídeo hay que estipular su objetivo y a quién va dirigido. Una familia buscará características en su vivienda muy diferentes a las que buscaría una pareja joven o un soltero. Cuando definas el objetivo del vídeo y su público ya tendrás la base para empezar a crearlo.

2. Define qué tipo de video vas a hacer

Vale, ya tienes el público y el objetivo. ¿Qué tipo de vídeo vas a hacer ahora? Quizás solo quieras mostrar cómo es un inmueble por dentro y por fuera, así que te llega con grabar ambos con una música de fondo… ¿Pero eso es hacer un buen vídeo inmobiliario? Si quieres ir más allá quizás te interese grabar una voz en off que resalte los beneficios de vivir en ese lugar, o las sensaciones que transmite. Puede que también te interese hacer un vídeo testimonial de los vecinos que viven en el bloque y cómo ha sido su experiencia desde que se mudaron.

Todo esto significa aplicar al video inmobiliario técnicas de marketing.

3. Haz video marketing inmobiliario

Por lo tanto, para hacer un buen video inmobiliario puedes aplicar las técnicas del marketing inmobiliario. Estas técnicas consisten en estimular la venta conectando con el posible cliente y suscitando en él ciertas sensaciones que conseguiría al realizar la compra de esa vivienda. Como ves, en los vídeos que te mostrábamos al principio hay mucha diferencia entre el primero, que solo muestra la casa, y el segundo, que te explica qué conseguirías al mudarte a ese bloque, qué beneficios tiene y por qué es una compra especial.

Así, explicar el producto a través de una historia en vez de confiar solamente en las imágenes ayuda a generar memoria en el posible cliente, ya que no solo puede ver que el inmueble es de su gusto, sino que descubre todo lo que sentiría si decidiera adquirirlo.

4. Elabora un guion y un storyboard

Todo buen video necesita un guion y un storyboard. El guion no solo es la redacción de lo que se va a decir en el vídeo, sino la estructura que va a seguir, que se refleja en el storyboard. El storyboard, por su parte, es un conjunto de ilustraciones presentadas de forma secuencial con el objetivo de servir de guía para entender una historia. No hace falta saber dibujar para elaborarlo. Puedes elaborar unos dibujos esquematizados que representen cada escena para que, a la hora de editar el video, te asegures de que la historia se entiende.

Muy importante: el guion debe acompañar al vídeo. Si en un momento hablas de que el chalet que se vende tiene una piscina, es importantísimo que en ese momento pongas imágenes de la piscina.

5. Utiliza la tecnología más avanzada posible

Todo dependerá de los recursos de los que dispongas, pero está claro que cuanto mejor sea la tecnología que utilices, mejores resultados obtendrás.. No te quedes en una simple cámara y un micrófono: utiliza drones, luces, estabilizadores, trípodes… Esto te hará destacar frente a la competencia.

6. Sé realista

Vale, utilizar los medios más punteros te hará ver más profesional que el resto, pero si realmente no tienes el presupuesto necesario, no pasa nada. Hay que ser realistas. Puedes hacer un vídeo inmobiliario increíble aunque no dispongas de drones para grabar cómo se ve el edificio a vista de pájaro. Si no hay presupuesto, potencia el guion, o haz un vídeo de testimonios. Es verdad que una imagen vale más de mil palabras, pero un buen texto siempre convence mejor.

7. Crea una estrategia para promocionar el vídeo

Ni las mejores prendas se venden si están guardadas en un baúl. Una vez obtengas el fruto de tu esfuerzo; el vídeo, toca promocionarlo. Puedes seguir diferentes estrategias: compartirlo en las redes sociales, adquirir publicidad de pago o aprovecharte del SEO.

Los vídeos posicionan muy bien en Google, por lo que si en el título y la descripción utilizas palabras clave podrás aparecer en los primeros resultados de los buscadores web. Además, si el vídeo está muy bien elaborado hay posibilidades de que la gente que lo vea lo comparta entre posibles interesados, facilitando la promoción y otorgándote publicidad gratuita.

Beneficios de crear un video inmobiliario

Por último, vamos a repasar los beneficios principales de crear un video inmobiliario, por si aún dudas de su utilidad.

Destacar sobre la competencia

Está claro que cada vez se vende más por internet. Actualmente los compradores o arrendatarios quieren interactuar con los inmuebles antes de visitarlos e incluso se pueden cerrar operaciones sin visitas presenciales. Las inmobiliarias o los propietarios que sepan adaptarse a esta nueva tendencia van a destacar sobre la competencia, y además, los videos son la herramienta que más vende, por delante del texto y la fotografía.

Quedarse en la memoria del espectador

Con un video inmobiliario bien hechos conectarás mucho más con el espectador que con una simple visita y te quedarás en su memoria. Esto es lo que en marketing se denomina como el top of mind, una lista de las cinco marcas que le llegan a la cabeza al cliente cuando está valorando una compra. Imagínate estar siempre en el primer puesto gracias a tus videos inmobiliarios.

Hacer que el contenido se viralice

Ya lo hemos dicho antes, pero un buen video inmobiliario puede conseguir que el contenido se viralice.  Esto te permite llegar a más personas por menos dinero, y por lo tanto, conseguir más ofertas y ventas.

Ahorrar tiempo a la hora de enseñar un inmueble

El beneficio indiscutible es que, aunque lleve tiempo hacer el video, cuando por fin lo obtengas podrás enseñarlo infinitas veces. Esto se traduce en que no tendrás por qué agendar visitas de posibles compradores o inquilinos. ¡Lo que te dejará más tiempo para ocuparte en otras cosas!

 

Centro de Recursos para Agencias

Nueva llamada a la acción

Suscríbete al blog de Advancing para no perderte ningún artículo:


Buscar en el blog

Calcula el retorno de tu inversión inmobiliaria

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *