Advancing

Factoring inmobiliario para cobrar las rentas por adelantado

By 27 agosto, 2019 noviembre 19th, 2019 No Comments

El factoring es un mecanismo que permite a las empresas financiarse con las facturas pendientes de cobro. Esta solución financiera permite a las compañías cobrar una factura por anticipado sin tener que esperar a la fecha de vencimiento a través de la cesión del derecho de cobro a una entidad financiera, que será la encargada de liquidar el crédito comercial. En estos casos, el banco abona anticipadamente la factura a cambio de una comisión. El factoring, además de ser una forma de conseguir liquidez para la empresa, también es una manera de externalizar el riesgo, ya que en el caso del factoring  sin recurso -que es la modalidad más habitual- es el banco el que asume el riesgo de impago de la factura.

¿Qué es el factoring inmobiliario?

Inspirándose en este mecanismo de financiación, Advancing ha lanzado la primera solución de factoring inmobiliario exclusiva para propietarios de inmuebles en alquiler. La start-up adelanta a los propietarios 12 meses de las rentas de su piso, oficina o local comercial en un único pago y en menos de 24 horas. El resultado es que el arrendador puede disponer de liquidez inmediata gracias al anticipo de las mensualidades y, al mismo tiempo, Advancing pasa a asumir el riesgo de impago y de retrasos en el pago por parte del inquilino.

El factoring inmobiliario que ofrece Advancing tiene múltiples beneficios. Estos son algunos de los más destacados:

Liquidez instantánea

Un adelanto de 1 año supone una importante inyección de capital. Los clientes de Advancing pueden utilizar este dinero para afrontar un imprevisto económico o realizar un gasto extraordinario, por ejemplo, la compra de un coche o pagar unas vacaciones. Además, en el caso de los inversores inmobiliarios, también pueden utilizar este dinero para amortizar la inversión realizada en la reforma de un inmueble o para acometer una nueva operación.

Protección frente impagos

 El adelanto de un año de la renta supone que el propietario cobra las 12 mensualidades y, a partir de ese momento, puede despreocuparse de que el inquilino incurra en un impago, ya que Advancing asume este riesgo.

Financiación sin avales

Recibir 12 meses en un único pago y en menos de 24 horas supone una oportunidad de financiación. Además, al ser el inquilino el encargado de devolver el préstamo mes a mes, el propietario no necesita presentar avales para solicitar el crédito. De la misma forma, tampoco es relevante si el titular del inmueble y beneficiario del préstamo está registrado en la Cirbe o está inscrito en algún fichero de morosidad como Asnef o Rai.

Si eres propietario de un inmueble en alquiler y deseas beneficiarte de nuestra solución de liquidez inmediata no dudes en ponerte en contacto con nosotros. El anticipo equivale a un préstamo que recibe el propietario y el inquilino se encarga de devolver. Además, puede solicitarse el credito con asnef.

 

Nueva llamada a la acción

Leave a Reply